miércoles, 1 de febrero de 2017

Cada día pasa

Días como estos no hay mucho que decir, solo queda mirar al espejo mientras me peino y prender un cigarrillo relajante antes de ir a trabajar.
Sonreír en la oficina, dar las gracias, pedir permiso, aguantar la sed y preocupar a los demás con cosas sin importancia.
Cada día estoy más sordo, cada día estoy más gordo, cada día estoy más viejo, cada día me cuesta más despertar, cada día me cuesta más sonreír, cada día pasa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario