miércoles, 1 de febrero de 2017

Niñas

Rodeado de niñas que juegan a ser rudas tras una pantalla, asustadas por quien abre sus puertas, escondidas de la mínima ley pero impunes a toda autoridad, con ojos ajenos al sol, sus pálidos rostros muestran penas maquilladas en cortes de navajas y pitos de marihuana, alientos de cerveza barata y tibia, escondidas bajo la cama escuchando el ruido que sale de esos parlantes, acalla las voces de un momento oscuro grabado como aquellos tatuajes baratos que algún amigo le regalo a cambio de un trio con su amiga lesbiana, es que entiende y escucha como ninguna.
Es día de semana, no hay clases, hay paro, mañana nada importa e igual que hoy, solo esperar y agotada de esperar que la vida golpee la puerta y venga a pasar la boleta, mientras en el velador la foto de una infancia se quema con la colilla de un último cigarrillo, ese que fumo días enteros en aquel cuarto donde terminaban en la piel tersa y usada contra la pura libertad.
No queda más que odiar cada día y esperar el fin.

3 comentarios:

  1. Me gustó.
    Ese aire a miseria compartida,y comprensión limitada a los prejuicios sociales que abundan en los snob

    ResponderEliminar
  2. Eres de los de verdad y no de las copias baratas que abundan por ahí.
    Entonces...

    ResponderEliminar