miércoles, 1 de febrero de 2017

Final

Al final del día veo que estoy metido en un pozo sin fondo, No puedo salir, y la cornisa de ese gran edificio me parece cada día más atractivo.
Solo quiero mirar el techo y que el tiempo se detenga, cada segundo que pasa es una puñalada que me recuerda que no hay otra oportunidad, solo dan ganas de correr, gritar y desgarrar la piel que me come.
Día tras día todo fue una mentira, siempre nos mintieron, alguien nos lo dijo, pero no lo creímos, o éramos muy niños para entender.
Hoy, cansado, con las manos ensangrentadas y la piel quemada, pienso en el futuro, como un salto al vacío, de cabeza, el cual espero llegar a mi fin y embarrar el cemento con mi cráneo. Si tengo suerte, alcanzar a terminar antes una novela maldita.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario