miércoles, 1 de febrero de 2017

Qué lindo haber dicho que no y ver tu cara de odio por haber rechazado la oferta, Algo que busqué por mucho tiempo, algo que tenía, luego de que lo tuve, lo deje ir, me arrepentía de haberlo hecho, pero en ese momento pasaba por otros estados emocionales. Maldito destino que me atormenta y se ríe de mí en la cara una vez más, esta vez fue más difícil de lo esperado. Nada que una botella de vino y un poco de hierba no solucione.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario