miércoles, 1 de febrero de 2017

¿No te ha Pasado?

¿No te ha pasado levantarte un lunes asustado porque la alarma no sonó?, debido a que el puto celular se le acabó la batería a mitad de la noche y no lo dejaste cargando.
Salí de la casa corriendo, sin tomar desayuno, con la ropa arrugada, total, no hay tiempo para planchar, ves pasar la micro, que para variar, no te para. La otra micro se demora 30 minutos en pasar, me subí y la tarjeta no tenia plata. Da lo mismo, tengo el saldo de emergencia y saco plata en el cajero cuando llego al metro. Para variar, la micro es lo más parecido a un caracol por lo lento.
Llegue al metro y el cajero esta malo así que voy a tomar otra micro, eso o caminar para llegar a otra estación, porque es el lugar más cercano donde hay un cajero, me la banco y camino. A todo esto, ya es muy tarde y como es verano, temprano hace calor, así que voy mega sopeado a la otra estación. Saque plata, cargar la tarjeta, y me meto al sauna chileno llamado metro, que para variar va lleno, para variar me toca ir en el vagón mas hediondo de Santiago, o al menos así lo creí.
Llegue tarde a la oficina y te como el reto de mi jefe porque olvide la reunión de temprano, prendo el computador y veo que tengo 1.000 correos sin ver, aun no me he tomado ni un café y ni siquiera saludar a los demás, eso da lo mismo todos me caen mal.
¿Qué pasa contigo?, me dice el jefe enojado y recuerdo que por salir apurado no eche la comida al bolso, por tonto, gastar en comida o cagarme de hambre.
Trabajo a full para responder la mayoría de correos y pendientes.
Ya es hora de almorzar, En el baño, un cartel que dice: "En mantención", el otro está ocupado.
Salgo a comer y sin ni uno, obligado a pasar de largo.
Vuelvo a la oficina a terminar la pega, el baño sigue ocupado, y el conserje me avisa que el aire acondicionado esta malo.
Me como unas galletas, un café y sigo trabajando. Facturas, pagos, notas, Boletas, ni siquiera has visto el Facebook.
Se acaba el día, me voy a casa y el jefe me pide que me quedes más tarde para terminar con los informes de fin de año que aún no están listos. Así que suspendo los panoramas que tenía para ayudar a terminar la pega.
Pensé que te demoraría 1 hora, que al final fueron 4 casi 5 y el jefe me recuerda las horas que le debo así que no te las va a pagar, olvídalo.
No importa, ya en casa, cansado a más no poder, acalorado, transpirado, apretado, hambriento, chato.
Llego a casa, el refrigerador está vacío, no hay cervezas y nada para fumar.
El jefe me llama al celular para avisar que a primera hora hay reunión con el cliente, que llegue temprano y que no falte.
Entras a mi habitación, me recuesto y me quedo inmediatamente dormido. En el sueño, recuerdo que no puse la alarma del celular y que me queda poca batería, pero no me interesa despertar, mañana el día me va a importar lo mismo que hoy, Nada.
¿No te ha Pasado?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario